Imágenes para eventos

Las imágenes para eventos como instrumento de comunicación

Para comenzar a entender la relevancia de las imágenes para eventos, debemos remontarnos millones de años atrás, nada menos que hasta la Prehistoria, cuando los hombres de las cavernas utilizaban las pinturas rupestres como forma de expresión. Tiempo después se desarrolló la comunicación oral y después la escrita. Sin embargo, a lo largo de la historia el componente visual nunca ha perdido relevancia.

En la actualidad vivimos rodeados de imágenes, tanto en el mundo offline, como online, de ahí el éxito de redes sociales como Instagram. No es casualidad que los tweets con fotografías reciban casi el triple de retweets y tengan un 90% más de engagement; que en Facebook estas publicaciones generan un 50% más “me gusta” que los posts con solo texto; o que cada día se suban a Youtube cerca de cuatro mil millones de vídeos.

Se trata de un lenguaje común reconocido por prácticamente cualquier persona de cualquier lugar del planeta. Además, está demostrado que los mensajes visuales son mucho más efectivos y recordados, los seres humanos consciente o inconscientemente les prestamos una atención mucho mayor y somos capaces de procesar este tipo de información mucho más rápido.

De ahí la importancia de dominar este idioma visual en el ámbito organizacional en general, y las imágenes para eventos en particular.

Imágenes para la comunicación de eventos

Evento Dior en Villa Fenaroli Palace Hotel

Las fotos para eventos son un gran instrumento de posicionamiento, ya que nos permite mostrar nuestra identidad y marcar la diferencia con respecto a la competencia. Es esencial cuidarla al detalle desde la idea inicial, ayudándonos para ello del diseño en salones de fiestas.

El primer punto de contacto que tenemos con los posibles asistentes es el Save the date, una herramienta visual que nos sirve como presentación, y a que por ello debemos sacar el máximo partido.  A partir de este momento, toda la comunicación que generemos debe tener coherencia entre sí y con lo que somos y queremos hacer.

Es decir, las fotografías para eventos deben ir en línea con los objetivos y el target para despertar en él ese sentimiento de pertenencia que surge cuando los asistentes se sienten identificados con nuestra marca, porque es acorde a sus intereses y a su estilo. Nos debemos valer de la decoración de eventos y elementos básicos como formas, tipografías o colores; pero también de infografías, logotipos y, por supuesto, fotografías y videos.

Las mejores imágenes para eventos en Espacio Harley

Evento Dior en Villa Fenaroli Palace Hotel

Hablamos de elementos gráficos que pueden ser propios o podemos adquirir de terceros en portales de imágenes. En este caso se nos plantean dos opciones de imágenes para eventos: utilizar el trabajo de autores que nos han dado su consentimiento por escrito, o bien de manera virtual por ejemplo en un email o de forma física en papel, o apostar por Creative Commons.

Es una asociación que tiene como finalidad difundir la obra de autores a bajo distinto tipos de licencia. Las que nos interesan son las denominadas CC0, que comprenden todas aquellas imágenes de dominio público. Es decir, que podemos emplear libremente para uso tanto personal como comercial y a las que podemos someter a cualquier tipo de retoque o modificación. Hay decenas de bancos de imágenes sin coste; Pixaby, Pexels, Sotkpic… la mejor elección dependerá del tipo de elementos gráficos que busquemos.

En el momento de la celebración, es muy recomendable que especialistas audiovisuales se encarguen de generar material. Será la mejor manera de recordarlo, y publicando este contenido en la red conseguiremos que en el próximo evento logremos una mayor afluencia de público y una expectación muy superior. Webs de eventos como Eventbrite utilizan los eventos con foto de portada para valorarlos.

Deja un comentario